¡NOVEDAD! ¡Nuevas camisetas #basquegang! Ya disponibles!
Mentalidad adecuada para alcanzar tus objetivos

Basquelifts no es una empresa orientada a la psicología. No somos psicólogos ni tratamos a nuestros pacientes como tal. Pero existen determinados aspectos clave en el entrenamiento, íntimamente ligados a la psicología que es importante tratar, sobre todo en personas principiantes que se sienten perdidas al comienzo de un camino largo y lleno de incertidumbre: su vida deportiva. Por eso, en este post pretendemos aclarar qué ideas o aspectos conviene reforzar en nuestros atletas, y cuáles conviene que quitemos de la cabeza a las personas que entrenamos. Antes de empezar, queremos recordar que muchas de estas ideas se debaten en el ebook «Mesociclo. Hazlo tú mismo». 

 

A continuación os mostramos la lista de ideas, que debatiremos más tarde: 

 

Ideas positivas para el desarrollo del/ de la deportista: 

 

  • Hay que hacer lo que toca en cada momento. ¿Quién define lo que toca en cada momento? Mi entrenador/a. Si tengo dudas sobre dónde estoy o qué debo hacer esa esa persona a la que debo acudir. 
  • Debo asumir que habrá momentos buenos, y momentos malos. Porque si no lo hago, dejaré de entrenar en cuanto tenga un momento malo, y como en todo, habrá momentos malos. 
  • El progreso es muy individual. No entender esto puede llevar a equívocos. Si comparo mi progreso con los de mi alrededor constantemente, viviré frustrado.
  • En ocasiones el progreso será más lento, y otras más rápido. Lo importante es progresar. Siempre que exista algún progreso en un período de tiempo razonable, voy bien. 

 Ideas negativas que dañarán el progreso del deportista: 

 

  • Mi entrenamiento no me sirve, no estoy creciendo. Voy a dejarlo. 
  • Tengo “x” dolencia física, “x” circunstancia familiar, me he quedado sin trabajo, me ha dejado la novia: voy a dejar de entrenar hasta estar mejor. 
  • Una persona de mi confianza me ha dicho que ha mejorado un montón haciendo “x” protocolo y no entiendo por qué yo no lo hago, si está claro que es lo mejor. 
  • Mi entrenamiento es peor que el de otras personas, no me siento nada segur@ en él. 
  • Ir al gimnasio y no dar el 100% no sirve para nada, el cuerpo debe sufrir lo máximo posible para crecer: cada día es una batalla y debo ganarla, ¡todo a muerte!

 

Discusión

 

Vamos en primer lugar con las ideas positivas. Tenemos que hacer entender a nuestros atletas que lo mejor para ellos hacer lo que toca en cada momento. Esto implicará momentos más duros, menos duros, momentos de parar, y momento de hacer esfuerzos a los que no están acostumbrados. Tienen que tener la certeza de que en cada momento están haciendo lo adecuado para progresar, de lo contrario, empezarán a actuar por su cuenta, y esto acaba mal el 90% de las veces. Para ello, es buena idea explicarles el por qué de cada cosa. Esto ayudará a que los más perezosos se esfuercen más, y los locos por el dolor, frenen un poco. 

 

Otra cosa importante dentro de ese contexto, es estar ahí cuando el cliente lo necesite. Si el atleta tiene una duda o no sabe como actuar en determinado momento, y nos pide ayuda, debemos ayudarle a tomar una decisión, así entenderá que tenemos control sobre lo que está pasando y sabemos tomar decisiones. Fallar en un momento así genera inseguridad en el atleta, y esa inseguridad lo aleja de nuestro planteamiento. 

 

Por encima de todo esto, está asumir que hay momentos buenos y momentos malos, puesto que si el atleta no lo asume, lo dejará en cuanto toque un momento malo. Que la atleta entienda el entrenamiento como un espacio de ocio y deconexión, está genial, pero el bienestar y la consecución de objetivos reside en la persistencia, y esto implica la existencia de malos días. De la misma forma, comparar el progreso de la atleta con el progreso de la persona de al lado, es un error. Simpelmente porque puede dar la idea de que el progreso de la atleta es muy rápido o muy lento, y es simplemente RELATIVO. Hay que entender el progreso del atleta en el marco del mismo atleta. Entenderlo de otra forma no es positivo para el atleta, salvo que se dedique a la competición. 

 

En lo referente a las ideas negativas, la primera está ligada a una que hemos puesto en la positiva. Si el atleta empieza a creer que el plan que está haciendo no es lo ideal para él, empezará a actuar por cuenta propia, y eso hará que perdamos el control sobre lo que está pasando. Pero una vez más, esto nace por la inseguridad del atleta, y reducirlo es tan simple como no darle razones para que tenga dichas inseguridades. Hay personas inseguras por naturaleza, y en este caso, el esfuerzo tendrá que ser mayor. 

 

Igualmente, si el atleta entiende el entrenamiento como algo que debe estar ahí para desconectar, o para pasarlo bien, situaciones negativas harán que deje de entrenar. Y nosotros queremos que el atleta entienda el entrenamiento como parte del día a día que lo hará mejorar y crecer como persona. Por lo tanto, debemos esforzarnos en que la atleta entienda el entrenamiento como tal si queremos conseguir que esté ahí también en las situaciones negativas. 

 

Finalmente, están las ideas preconcebidas y la comparación con otras personas. Las ideas preconcebidas del tipo: “debo darlo todo para crecer” inferidas del culturismo clásico, perjudican al 99% de personas que no son capaces de tolerar el entrenamiento a intensidades muy altas. Existen otras muchas, como el clásico pavor de las mujeres hacia las pesas por el miedo a la ganancia de masa muscular que también son muy dañinas. También debemos entender en este aspecto que el atleta tiene un contexto, y que debe encajar en él. En muchos casos un entrenamiento puede suscitar una serie de comentarios por parte de las personas de su entorno que pueden dañar su progreso. Debemos centrarnos en dar un discurso respetuoso pero coherente con los objetivos establecidos, para que el atleta sea realista con respecto a su situación y no piense cosas equivocadas generadas por la opinión de terceros, en general sin formación y con ideas preconcebidas. 

 

Hasta aquí, el artículo de hoy, esperamos que os ayude a cambiar la mentalidad de vuestros atletas o vuestra mentalidad, en el caso de que seáis atletas.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para la mejora de tu navegación y recabación de datos sobre tu comportamiento como usuario. Puedes informarte aquí sobre qué es una cookie y consultar nuestra política de datos en la página Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies